Mi estilo

Con el tiempo he ido desarrollando un estilo gráfico propio. Apuesto por él simplemente porque es el que creo que es el que mejor funciona (la mayoría de las veces) para plasmar la idea del cliente.
No, no es una frase hueca, es literal: a mi modesto entender mi estilo es una de las mejores opciones que tengo en mi mano para obtener una “lectura” del dibujo rápida, efectiva y agradable. A la vez no es complejo técnicamente, sin florituras de estilo que distraigan. Sin ruido. Que además, suele encarecer el trabajo.

A mi modesto entender se trata de un estilo muy flexible, que se “lee” fácilmente. Es altamente conceptual, los personajes se convierten en símbolos fácilmente, devienen conceptos ante el ojo. Eso permite soluciones surrealistas que facilitan la expresión.